Energías Renovables

Diferentes tecnologías

 

Biomasa sólida

El aprovechamiento energético de la biomasa sólida cuenta con la mayor tradición a nivel mundial y sigue siendo la tecnología de energía renovable más extendida de todas. Gracias a la disponibilidad continua de la biomasa sólida, la generación de energía a partir de biomasa puede compensar a la fluctuante energía solar y eólica. Entre la biomasa sólida se encuentran todos los materiales vegetales secos y deshidratados.

Biomasa sólida – Made in Germany

Gracias a su continuo desarrollo, la tecnología alemana para el aprovechamiento energético de la biomasa sólida se distingue por una alta fiabilidad y por unas soluciones óptimas a la medida de los clientes. Es por esto que las empresas alemanas disponen de tecnologías altamente eficaces y líderes a nivel mundial en todas las clases de potencia. Así pues, se ofrecen estufas modernas para la calefacción de salas individuales, producción de agua caliente y pequeñas instalaciones de combustión para suministrar calor a viviendas unifamiliares o de edificios, así como calderas de biomasa para un suministro eficiente de calor a múltiples objetos y procesos industriales. Las modernas estufas de fabricantes alemanes no solo destacan por su atractivo diseño, sino también por su eficiente tecnología de combustión. En cuanto a las instalaciones pequeñas de combustión, destacan sofisticadas tecnologías de control y regulación y el desarrollo de cómodos sistemas automáticos de alimentación por parte de los proveedores alemanes. Con ello, se consigue un relativamente elevado rendimiento, a la vez que se disminuyen considerablemente las emisiones.

Las instalaciones de producción combinada de calor y electricidad de alta eficiencia desarrolladas en Alemania y basadas en la biomasa constituyen una tecnología de ­vanguardia a nivel mundial. De momento, existen unos 50 desarrolladores y proveedores alemanes que ofrecen las instalaciones más modernas en el intervalo de potencia de diez kilovatios a diez megavatios. En una planta experimental de Karlsruhe (Alemania) se comprueba en la actualidad la síntesis del gas producido por la combustión de madera en biocombustible.

 

 

.